El equipo de Agvar está compuesto por José Aguilar, arquitecto por la London Metropolitan University, y Matías Varona, titulado por la Universidad de Valladolid, junto a ellos trabajan seis colaboradores.
Agvar es un equipo joven y dinámico, se caracterizan por adaptarse a las necesidades de sus clientes, asumiendo retos para aportar la mejor solución. Aspiran a ser un estudio de referencia y tratan de diversificar clientes y áreas de actuación.
Su objetivo fundamental es participar en la transformación urbana creando nuevos espacios que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.
Entre las obras más recientes que ha firmado este estudio, destacan el hotel y las viviendas libres frente al Guggehheim, las viviendas en la Antigua Clínica San Sebastián en Deusto y el primer premio para la rehabilitación de la fachada de informática de San Sebastían, las 108 VPO en Leioa, las 60 VPO de Salamanca, 150 apartamentos tutelados en Vitoria, o la propuesta para el nuevo Parque en el Puerto Pesquero de Santurtzi.

– · ¿Cómo fueron sus inicios profesionales?
Nuestros inicios profesionales fueron muy distintos. Matías, comenzó en Bilbao a las órdenes de Angel Pérez Iniesta desarrollando Centros de Salud, Planeamiento y VPO, compaginándolo con obras de viviendas particulares, para pasado un tiempo incorporarse a desarrollar trabajos para la Promotora Jaureguizar.
Yo por mi parte, comencé en las obras de la ampliación del Metro de Londres, con 12 nuevas estaciones para la Jubilee Line, diseñadas por gente como Foster, Ian Ritchie, Will Alsop. Más tarde me incorpore al equipo de John McAslan en proyectos muy distintos como la ampliación y reforma de Peter Jones primer edificio comercial con fachada de muro cortina en Londres y otros como la Estación de Kings Cross. Posteriormente, volví a España dónde estuve trabajando en la Terminal T4 a las órdenes de Simon Simthson durante cuatro años, como parte del equipo de diseño y ejecución en obra.
–  ¿Cómo se forma o se concibe Agvar?
Agvar se forma en 2008, tras la ejecución de la obra de Plaza del Gas, en frente del Ayuntamiento de Bilbao. Desarrollado a partir de ganar nuestro primer Concurso Público para Jaureguizar, junto a Inés Hernández. Vimos que trabajábamos bien juntos y que podríamos trabajar para otros promotores. Eso fue en 2008, justo al inicio de la crisis.
Nosotros somos un estudio pequeño, que ha nacido del esfuerzo de muchos concursos y que se ha especializado en proyectos de Regeneración urbana. Entre los que destacan, aparte de Plaza del Gas, 100 viviendas en Deusto junto al edificio Plaza, las viviendas que estamos realizando en la Antigua Clínica San Sebastián o las viviendas y hotel que vamos a ejecutar en frente del Guggenheim. Por último estamos de enhorabuena porque arrancamos nuestro primer proyecto en el sur de Francia.
Aparte de estos proyectos de viviendas nos presentamos a concursos de ideas como es el primer premio para la rehabilitación de la fachada de informática de San Sebastían, la extensión del Parque en el Puerto Pesquero de Santurzi, y otros pequeños, como ha sido el primer premio para Bilbao Txokoak en Maturene, que nos ayudan a conceptualizar nuevas ideas.

Hoy por hoy, Agvar se concibe como un estudio dónde la base fundamental es su equipo, se gestiona por procesos, ecodiseña y ha implantado el sistema BIM. (Building Information Modeling)

– ¿Podrían explicar sencillamente a los lectores, en que consiste esta metodología?
Los arquitectos hasta hace unos veinte años utilizábamos la escuadra y el cartabón, para después utilizar el CAD casi de la misma manera, aunque más avanzada. Pero estamos en el Siglo XXI, nadie esperaría no tener móvil, correo electrónico, o internet.
El Sistema BIM es una forma de trabajar colaborativa, que permite modelar el edificio en su conjunto con la estructura y todas sus instalaciones, dónde se pueden detectar las pequeñas interferencias entre sistemas de forma adelantada. Posteriormente en la obra, contratista y subcontratista podrán seguir implementando cada una de las especificaciones de materiales y sistemas según se vayan contratando y ejecutando, para por último poder entregárselo al Cliente o a su mantenedor/gestor “Facilities Management” y poder modelar consumos, averías, etc.
Países como Inglaterra o Dinamarca quieren que todos sus edificios públicos dispongan de este sistema para poder realizar el adecuado seguimiento de sus recursos. En Madrid, el nuevo edificio para el BBVA ha sido modelado bajo este sistema.
–  Jose Aguilar estudia la carrera de Arquitectuta en Londres y Matías Varona en Valladolid. ¿Se puede hablar ya a día de hoy de una internacionalización de la enseñanza de la Arquitectura? ¿Existen diferencias entre las distintas Escuelas de Arquitectura de Europa?
Si, se puede y se debe, vivimos en un mundo global y la arquitectura es el mejor ejemplo de ello, gente como Foster o Zaha Hadid, trabajan en todo el mundo y arrancaron su experiencia internacional prácticamente en la Ciudad de Bilbao en diferentes momentos.
Para ese mercado laboral internacional, se necesita mucho inglés y un pensamiento internacional. José estudio aparte de con ingleses, con gente de todos los rincones de Europa, japoneses, indios, ghaneses…
Existe una gran diferencia, por lo pronto porque cada una intenta diferenciarse. La Universidad de Delf Holanda, ETH en Suiza, la UPV o el mismo Valladolid son diferentes a las de Londres.
–  ¿Recientemente les han concedido el Premio Cantábrico Excelente en Arquitectura. ¿Podrían hablarnos sobre este premio en concreto?
Es un Premio de reciente generación (2011), con poco conocimiento todavía, que busca la excelencia en la gestión y desarrollo de nuevas formas de trabajo en sectores multisectoriales. Desde médicos, abogados, industriales,…y que por ser el primero que recibimos nos hace muchísima ilusión.
–  Su estudio está proyectando y construyendo edificios en distintas ciudades de España y Francia. ¿Es muy diferente toda la tramitación administrativa del proyecto en esas ciudades, en comparación con Bilbao y Bizkaia?
Es tremendamente diferente, aquí aunque en general parezca un periodo tedioso, es en nuestra experiencia muchísimo más ágil que fuera.
– ¿Quiénes son los arquitectos o la Arquitectura que despiertan su interés?
(José) Educado entre otros por Caruso-St John y Florian Beigel, nos mostraron el amor por la arquitectura callada y el arte del día a día, gente como Lewerentz, De la Sota o los Smithson, con gran atención al detalle y al entorno son mi referencia. Pero también son artistas como Richard Serra, Donald Judd, Carl Andre o Modigliani.
(Matías) Educado en Valladolid, por gente como Linazasoro, tiene un gran interés por la Rehabilitación y es un fan de Asplund.
–  Ya hablando de Bilbao y teniendo un centro urbano bastante definido y acabado. ¿Cómo se pueden mejorar los diferentes barrios de Bilbao en los que difícilmente pueden aparecer áreas de oportunidad como en Abandoibarra o Zorrozaurre?
Bilbao, ha realizado lo más difícil que es hacer el Súper puerto, una red de metro, el Guggen y Abandoibarra. Ahora le queda como dices la mejora de los barrios. Pensamos que la arquitectura medioambiental tiene un papel muy importante que jugar en la mejora de los barrios. Si nos fijamos durante la crisis, se han realizado muchas rehabilitaciones pero casi ninguna ha optado por transformar su arquitectura, utilizando los avances medioambientales en hacer una arquitectura más interesante.
En Paris, por ejemplo, arquitectos como Lacaton y Vassal han conseguido que bloques de los 60 ganasen una nueva imagen y forma de vivir a partir de la rehabilitación.
Bilbao, es un referente de Regeneración Urbana, y entre todos debemos intentar que esa transformación mejore hasta el último rincón de Bilbao, por eso hacemos concursos de ideas como el de Maturene para Bilbao Txokoak.
– ¿Cómo les gustaría que fuera el Bilbao del futuro?
El Bilbao “de toda la vida” pero más chulo, algo más arriesgado y más conectado a la Ría. Pensamos que Zorrozaurre va a ser un buen ejemplo para ello. Cuando vas a Londres, Berlín, o Amsterdam, ves que mantienen perfectamente su patrimonio en el Casco Antiguo y que dinamizan otras partes de la Ciudad. Cada barrio debe mantener su identidad, y enfatizar su potencial.

 AGVAR noticia periodico Bilbao